logo

Lentes de Contacto

Las lentes de contacto (lentillas) son una opción para la corrección de un problema visual refractivo.
Requieren de una buena adaptación por parte de un profesional cualificado.

Existen diferentes tipos de lentes de contacto, cada cual adecuada al defecto refractivo, anatomía y tipo de lágrima de cada persona.

Tipos de lentes de contacto:

  • Blandas: corrigen miopía, hipermetropía y astigmatismo.
    Su manipulación, cuidados y limpieza son muy sencillos.
    Pueden ser diarias, mensuales, trimestrales y anuales.
  • Semirrígidas (RPG): en la mayoría de los casos aportan una excelente agudeza visual siendo indicadas para defectos refractivos esféricos elevados (miopías e hipermetropías) y astigmatismos irregulares.
  • Lentes de contacto específicas para el control del avance de la miopía: se basa en la utilización de lentes de contacto que causan un efecto de ralentización en la progresión de la miopía. Esto se consigue con materiales y diseños especiales; puede ser mediante lentes de contacto blandas u ortoqueratología.
  • Orto-K u ortoqueratología: es un procedimiento basado en el uso nocturno de lentes de contacto con un diseño especial, esto nos permite prescindir durante el día de cualquier corrección óptica.

 



Esta página web utiliza cookies, entendemos que estás conforme si continúas navegando. Más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies